Conociendo a nuestros Técnicos: Germán Rodríguez

Jueves, 20 Agosto 2020

Hoy hemos conocido un poco más a otro de nuestros técnicos, Germán Rodríguez. El técnico Nivel 3 que es Delegado Provincial de la FATRI en Almería nos ha concedido la siguiente entrevista:

¿Por qué decidiste empezar en triatlón?

En Chiclana existe una gran tradición triatlética, desde muy pequeño veía como mi hermano y compañeros mayores del Club Natación San Fernando, realizaban una prueba de promoción. Yo estaba ansioso por tener 14 años para poder participar. Lo mismo al cumplir 18 y poder debutar en el triatlón de mayores en distancia olímpica, que era la que se hacía en aquellos momentos. Tengo recuerdos muy bonitos e intensos, en una época en el que el triatlón se vivía de forma muy diferente, con pocas opciones competitivas.

Durante años el triatlón de Chiclana se convirtió en toda una tradición en el final del verano, acabar la temporada de natación y dedicar agosto y Septiembre a prepararlo, luego incorporé pruebas como triatlón cros que se hacía en Cádiz y algo más tarde el Triatlón de Sevilla, hasta que el calendario fue creciendo convirtiéndose en lo que conocemos en las últimas temporadas. 

¿Cuál ha sido tu mejor momento durante tu trayectoria deportiva?

Nunca me he tomado 'demasiado en serio' mi rendimiento deportivo, no por ello no soy competitivo, compaginándolo siempre con obligaciones académicas y/o profesionales, ambas siempre relacionadas con el mundo del deporte. Aunque el éxito deportivo gusta, y es lo que imprime la motivación para esforzarme en los entrenos, el disfrute del proceso y la competición en su conjunto, forma una parte fundamental en mi vida y día a día.

Tengo una fuerte afición deportiva, soy un apasionado y constante deportista, con el triatlón como eje fundamental. Mi buen nivel de natación me ha posibilitado poder competir muchos años a buen nivel nacional, consiguiendo algunos pódiums en Campeonatos de España, en modalidades de relevos, acuatlón, ligas de club, Copas del Rey con la Selección Andaluza, algún top 10 individual, pódiums en clasificatorios entre otros. Aunque el triatlón sea un deporte eminentemente individual, las competiciones de equipo y el grupo social y humano, los viajes o los objetivos compartidos, han sido siempre lo que más me ha gustado, motivado y disfrutado.

Desde tu punto de vista, ¿cómo ha sido la evolución del triatlón en Almería?

En paralelo al experimentado a nivel autonómico, nacional e incluso internacional, propio de un mundo globalizado. El aumento de las pruebas, clubs y escuelas, se ha traducido en un aumento de participantes. El crecimiento de nuestro deporte es siempre algo positivo. Además de aspectos cuantitativos, hay muchos otros que han cambiado a mejor, y otros, creo que menos, a peor.

El triatlón es un deporte nuevo, muy versátil y con muchas posibilidades, que va adaptándose a las circunstancias, y en continua y rápida evolución. Todos los años vemos nuevos formatos o cambios en reglamento, en este sentido diferente a deportes que podríamos considerar sus hermanos mayores, la natación, el ciclismo o atletismo, estos con más tradición sufren menos cambios y evoluciones, pero que en definitiva son los referentes de nuestro deporte.

Creo que ahora mismo evoluciona por dos caminos, el primero de ellos relacionado con el deporte de base, más federativo, campeonatos oficiales, con las pruebas olímpicas como referentes más altos, y en la otra vertiente, el triatlón de larga distancia, muy relacionadas con el reto, y con el gran referente del Ironman de Hawái. Lo lógico es comenzar por la primera vertiente y luego si se quiere a la segunda, pero vemos en ocasiones triatletas con mucha prisa, que se pasan al segundo, movidos por el concepto finisher, por él cuanto más largo y más tiempo mejor, una concepción también bonita y respetable, pero que hay que saber medir y ponderar. A pesar de los años que llevo, no he salido de la primera, es la que me motiva y me gusta.

¿Cómo has mantenido la motivación y el estado de forma durante el confinamiento?

Para realizar entrenos de mantenimiento no necesito demasiada motivación, forma parte de mi vida desde siempre, son los entrenos más exigentes los que precisan de motivación, y durante el confinamiento no le veía demasiado sentido. Me centré en las posibilidades que tenía, procurando un sentido general, con trabajo de fuerza, mantenimiento de la resistencia aeróbica y metiendo algún pequeño trabajo de intensidad de vez en cuando.

El triatleta en general es un deportista flexible, abierto, que se adapta a nuevas circunstancias, eso creo que ha sido un plus para nosotros en ese tiempo. Las posibilidades que nos brinda la tecnología en cuanto a materiales como rodillos, plataformas donde compartir entrenos o sesiones de grupo on-line, nos han ayudado mucho. Una vez pudimos salir fuera, he disfrutado del entrenamiento como nunca, entrenando para objetivos inestables, pero que sí me han servido para hacer entrenos más exigentes.

¿Qué consejos darías a alguien que ha tenido recientemente una lesión? 

Una primera valoración general del entrenador que derive al profesional correspondiente, y luego dejarse guiar por ellos, son la línea general y básica que entiendo debe llevarse. Las lesiones deportivas son muy diversas, y difícil dar orientaciones concretas, de todas formas, siempre se pueden hacer cosas y mantenerse activo, con precaución y asesoramiento profesional especializado, puede aprovecharse para fortalecer debilidades y mantener capacidades.

Las tradicionales recomendaciones de inmovilizaciones y reposos prolongados, están más que superadas, estar lesionados no es más que una situación especial de un deportista, en el que hay que modificar lo que se hace y cómo se hace, y en el que centrarse en las oportunidades y posibilidades, son la mejor forma de orientar ese momento, en ocasiones frustrante para el deportista 

¿Cuáles son tus objetivos deportivos desde el punto de vista de Técnico? 

Mi orientación técnica está más bien dirigida a la salud, desde un punto de vista global, físico y social. El entrenamiento en grupo, compartir experiencias con amigos y compañeros como los principales medios para ello. Generar continuidad en el deportista, que identifique las sesiones como parte de su vida, incluyéndose en su día a día y forma de vida, es lo más importante y objetivo principal, la adherencia a la actividad física en definitiva.

Luego cuando se hacen las cosas bien y con sentido, suelen llegar los resultados, la gente se motiva con ello y quiere más, necesitando un tratamiento quizás más especializado e individualizado. Pero todo ello normalmente, conseguido como una consecuencia, no como un objetivo en sí mismo, lo importante es que el deportista evolucione, aprenda, e incluso llegue a ser autónomo en la práctica.

De nada sirve estar de paso en el deporte, como una moda, entrenar a tope un tiempo y luego dejarlo, los beneficios de esto es la mejora y mantenimiento de la salud, el deporte en general y el triatlón en particular, solo deben ser un medio divertido e ilusionante para ello.